For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.
Ganadería complicada por los insumos dolarizados

Ganadería complicada por los insumos dolarizados

El precio de los insumos pagados en dólares complican el negocio ganadero.  Los feedlot ocuparán los corrales con cantidades mínimas y necesarias.

BUENOS AIRES (NAP) La faena acumulada en el primer bimestre del año registra una caída del 7% con respecto al 2020, pese a la recuperación que se produjo en febrero último.

Luego de la importante caída de faena de enero, en febrero se recuperó levemente comparado con febrero del 2020, pero continúa un 7% por debajo del acumulado del primer bimestre del año pasado. Enero tuvo la faena más baja de los últimos cuatro años, consignó el último informe de la consultora AgroIdeas,  que recibió www.noticiasagropecuarias.com.

La suba del precio de la hacienda gorda, en tanto, no alcanza para equilibrar las cuentas del engorde a corral, como consecuencia de la fortaleza de los precios de los granos y al incremento del precio de la invernada.

El precio del gordo, como lo había previsto la consultora Agroideas, aumentó y también lo hizo la invernada copiando la curva de crecimiento de los valores que se mantienen muy ajustados, al filo de pasar a pasar a números en la etapa final de terminación.

La ganancia de los invernadores/engordadores se da en la etapa de recría que debe hacerse en forma eficiente con buena ganancia de peso disminuyendo de esta manera el período de encierre en los corrales de terminación.

El incremento de precio por categorías que componen la faena analizado en porcentaje se comportó en similares guarismos hasta noviembre de 2020. A partir de ese mes, los machos livianos y pesados continuaron con precios en alza en forma pareja, para ubicarse en subas del 75% interanual.

En cambio, la vaca buena aumentó un 83% por ciento respecto del año anterior en igual período. Pero en los últimos cuatro meses la vaca conserva mantuvo los precios a la suba, que anualizados significaron un incremento  del 110%, con respecto al ciclo anterior.

Sin embargo, en la primera semana de marzo vemos estabilidad o cierta baja en los valores de la vaca, aseguran desde la consultora AgroIdeas.

La ganadería argentina produjo 2,9 Ms de toneladas de carne vacuna en 1980. En 2020, se alcanzó a los 3,2Ms de toneladas.

El estancamiento en la producción es el causal de la suba de precios, que no permite abastecer un mercado externo creciente, sumado al crecimiento de la población del mercado interno.

La falta de seguridad y previsibilidad en el largo plazo no permite que la ganadería vacuna crezca en los volúmenes necesarios para satisfacer la demanda de este producto.

En 1980 la Argentina produjo 2,9 millones de toneladas de carne, de las cuales exportó 500 mil y con una población de 29 millones de personas. El consumo promedió llegó a los 83 kilos anuales.

Diez años más tarde solo por el crecimiento poblacional ese consumo cayó a 77 kilos y, en la actualidad con una oferta que, gracias a la alta faena del 2020, llegó a los 3,2 millones de toneladas de carne, el consumo fue de sólo 51 kilos.

La escasez de hacienda está haciendo que frigoríficos, fundamentalmente los exportadores,  limiten los días de faena.

Con respecto al negocio de la exportación, hay un rebote de la cuota Hilton, con negocios que se pagan entre 12.500 a 3.500 dólares la tonelada. En el mercado local se observa  poca oferta de novillos con esas características.

Como consecuencia de la primavera en Europa, más la menor oferta proveniente de Argentina, integra “justo” con aquellos que pueden realizar faena Kosher. Pero se debe tener en cuenta, que en los primeros días de marzo vuelven los rabinos a Israel.

En resumen el negocio de la carne viene complicado desde lo “político” dada la fortaleza en los precios y de la suba que venimos mencionando.

Los altos precios de los granos no permitirán realizar planteos intensivos de
producción, porque el precio del maíz se ubica en U$200, lo que redundará en una menor producción de carne en el corto y mediano plazo.

Aquellos productores que realizan planteos integrados de recrías y terminación a corral son los más estables en la producción.

En tanto, se observa un  aumento de los insumos en dólares y, el rubro más notorio es en los fertilizantes. Los feedlot se ocuparán “lo mínimo y necesario” (Noticias AgroPecuarias).

leave your comment


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top