For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.
Trenes de carga de tres líneas vuelven a manos del Estado

Trenes de carga de tres líneas vuelven a manos del Estado

Belgrano Cargas se hará cargo de las operaciones de trenes hasta junio del próximo año y luego se avanzará en un esquema de explotación mixto entre el Estado y privados. Son las de Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca, por el vencimiento de la prórroga. Pasarán a estar bajo el control de Trenes Argentinos. Se publicará en el Boletín Oficial.

El Gobierno rechazó este lunes la prórroga de las concesiones de los trenes de carga que beneficiaba a las empresas Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca.

De esta manera, las operaciones de carga de las líneas Sarmiento, Roca y Mitre, las realizará Belgrano Cargas y Logística (“Trenes Argentinos Cargas”) -la compañía estatal que ya opera los servicios cargueros de las líneas Belgrano, San Martín y Urquiza- hasta el 30 de junio del próximo año, cuando se avanzará en la implementación de un sistema mixto.

La medida, fue tomada por el actual ministro de Transporte, Alexis Guerrera. De acuerdo con la Resolución 211/2021 publicada este lunes en el Boletín Oficial, todas las concesiones están vencidas y en los artículos 1, 2 y 3 el Estado rechaza los pedidos de prórrogas presentados por las empresas que detentan las concesiones desde los tiempos de la privatización impulsada por el gobierno de Carlos Menem.

Preparando el nuevo esquema

El esquema diseñado por Transporte apuntaría a un sistema llamado open access (acceso abierto) que es una especie de desregulación del sistema y que tendría características “híbridas”. Fuentes cercanas a la cartera de transporte, indicaron que ya durante la gestión del fallecido ministro Mario Meoni les habían advertido a los concesionarios que no se prorrogarían los plazos.

Desde uno de los actuales concesionarios, explicaron al diario La Nación, que el Estado no seguirá con el sistema de concesiones para cargas, y que concentrará todo en Trenes Argentinos Cargas.

“Hará acuerdos de transporte con ‘operadores’, que somos los tres concesionarios que terminamos ese vínculo. Es un esquema con cierta similitud al actual que dejará ingresar a otros operadores, que no somos los actuales, y que puede complementar lo existente”, informaron.

Del texto de la resolución no surge cuál será la forma en podrán seguir operando los actuales concesionarios y/o terceros interesados. Por ejemplo, establece que los actuales deben devolver los bienes al Estado, por lo que hay que resolver con qué elementos seguirían trabajando.

Trenes de carga
En su artículo 12 la Resolución publicado este lunes aclara que se deberá “brindar continuidad laboral a los trabajadores que a la fecha de la presente medida presten servicio en la gestión de los sistemas de control de la circulación de trenes”.

Expectativa en las empresas de carga

En diálogo con El ABC Rural, el propio ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, ya había sostenido la importancia de los trenes de carga para la economía del país. “El actual ministro de Transporte está trabajando en un proyecto ideado para generar eficiencia en los trenes argentinos”, había expresado.

Vale aclarar que las concesiones de los ramales de carga están hasta ahora en manos de Nuevo Central Argentino (NCA, de Aceitera General Deheza, que transporta carga de Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Santa Fe y Buenos Aires hasta los puertos del cordón industrial del Gran Rosario).

También Ferrosur Roca (a cargo de la brasileña Camargo Correa), tiene acceso a los puertos de Buenos Aires, Dock Sud, La Plata, Campana, San Nicolás, Bahía Blanca y Quequén).

Por último de FerroExpreso Pampeano (del grupo Techint), opera parte del Roca, San Martín, Sarmiento y Mitre con acceso a los puertos de Ingeniero White y Rosario.

Rechazo de prórrogas

Una resolución del entonces ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, habilitaba nuevas prórrogas de las concesiones. Sin embargo, el texto con la firma de Guerra, indica en sus primeros tres artículos el “rechazo” de los pedidos de Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca.

En el artículo cuatro se establece una “continuidad” del contrato de FerroExpreso hasta el 30 de junio de 2022, pero con carácter “precario”, por lo que “podrá ser revocada en cualquier momento”.

La ADIF se hará cargo de “la administración de la infraestructura ferroviaria y de la totalidad de los bienes que integran las concesiones”. Además de la “gestión de los sistemas de control de la circulación de trenes y el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria”. Está habilitada a ceder esa responsabilidad a Trenes Argentinos Cargas.

El ABC Rural

leave your comment


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top